Alfa 103.9FM
Una Se帽al Celestial

饾懌饾懍饾懡饾懚饾應饾懓饾懚饾懙饾懆饾懗: LAS PUERTAS ABREN ORACIONES

Vamos a hablar un poquito acerca de la vida de oración; podemos decir que la vida de oración la manejamos de diferentes maneras depende de la persona que la practique, podemos decir que algunas oraciones carecen de regularidad, por ejemplo, algunas ellas son más un desierto que están, digamos, escasas, algunas pueden ser un oasis. 

 

Hay personas que se la pasan demasiado en oración y hay otras personas que tienen largos períodos ininterrumpidos donde han practicado la oración por mucho tiempo, otras personas que la practican sólo por etapas, después aflojan, carecen de oración, vuelven y arrancan otra vez y son como intervalos a veces hacen mucha oración, a veces hacen poca oración. 

 

Algunas otras son oraciones huecas, memorizadas, rígidas, repetitivas, más parecen una liturgia que una vida, que una relación completa con nuestro Dios y Creador. Algunas son tediosas, aburridas, pero la gente las hace de diferentes maneras. 

 

A veces, debido a todo eso, nos preguntamos y decimos ¿será que Dios escucha? ¿Será que voy a ver un resultado en la oración? ¿Será que voy a ver respuesta a una oración? ¿Por qué Dios, que está en el cielo, quería hablar con alguien que está en la tierra? ¿Por qué si Dios ya lo conoce todo y sabe lo que va a suceder? ¿Por qué tendría que poner atención a una simple oración de un mortal que desde acá abajo le clama o le pide? Eso es algo que quiero en el día de hoy hacerles saber y conocer.

 

Nuestras oraciones pueden ser torpes, pueden ser aburridas, pueden carecer de significado. Sin embargo, nuestros intentos, aunque parezcan ser débiles siempre tiene resultado independientemente de la manera como hagas la oración, siempre tiene resultado. ¿Por qué razón? Porque el poder de la oración no reside en la persona que la eleva, sino en la persona que la escucha, el poder de la oración no está en nosotros que la elevamos, sino está en Dios que manda y da la respuesta.

 

Y con esto quiero decirte algo que es muy importante; hay cosas amigos que ustedes pueden lograr porque se esfuerzan demasiado, hay cosas que nosotros podemos lograr porque somos disciplinados, porque nos esforzamos, porque tenemos la habilidad y la capacidad. 

 

Por ejemplo, bajar de peso. Si nos disciplinamos, si visitamos el parque tres veces por semana, si cerramos un poquito la boca, si dejamos de comer tantos carbohidratos y metemos más proteínas y nos esforzamos por tres, seis meses, por ese esfuerzo podemos lograr un resultado buenísimo.

 

No necesito orar y decirle ‘Señor, por favor, ayúdame a bajar de peso’. Hay cosas que podemos lograr por medio de nuestro esfuerzo y nuestra disciplina. Otra de las cosas que podríamos lograr con nuestro esfuerzo y disciplina es ahorrar, pero si no tienes esfuerzo y disciplina, no vas a lograr ahorrar.

 

 

Por lo tanto, hay cosas que con tu esfuerzo puedes lograr, como decir ‘Hoy me voy a esforzar esta semana por guardar 200 dólares o 150 dólares, al cabo del fin de año voy a tener en las 52 semanas que existen del año, voy a tener cerca de 8 mil dólares guardados en mi cuenta de banco’. 

 

Si te esfuerzas, eres disciplinado, lo vas a lograr. No necesitas decir ‘Señor, por favor multiplica mis ahorros’ ¡No! hay cosas que puedes lograr con tu esfuerzo, por tus propias fuerzas. Pero, hay algunas otras cosas que están destinadas solamente a lograrlas por el poder de la oración, es ahí a donde yo te quiero hablar, es ahí donde yo te quiero guiar; tú tienes que orar continuamente, independientemente si sientes que son oraciones huecas, oraciones vanas, independientemente si sientes que tus oraciones carecen de significado, carecen de sentido.

 

Tienes que orar, porque por más que te esfuerces, hay cosas que no vas a poder lograr, hay cosas que no vas a poder conquistar ni conseguir. En ese tipo de puertas, la única llave que las abre es el poder de la oración.

 

Ejemplo: ¿Cuáles son algunas de esas puertas que solamente se abren con el poder de la oración? Cuando tú estás día a día haciendo tu trabajo y de repente estás expuesto a cualquier tipo de virus, de bacteria, de malestar en cuanto al cuerpo físico y la oración es la única que te cubre, que te proteges por la oración, que estás de pie, que estás saludable, que estás bien. Es la oración la única llave que puede aportar para tu salud, es la oración la única llave que puede abrir la puerta de la próxima conexión con la persona que necesitas conectarte. 

 

Por más que te esfuerces en conseguir una persona que te va a impulsar, que te va a catapultar a conseguir el próximo éxito. Por más que tú te esfuerces, hay ocasiones en que solamente la oración te puede dar la gracia para que esa persona diga ‘esta persona tiene algo diferente, con él me voy a conectar, con él voy a hacer negocio, con él, voy a cerrar el trato’ 

 

Así que hoy quiero dejarte con esto que es muy importante. Está escrito en el libro de Juan 9:31 Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, pero está dispuesto a escuchar a los que lo adoran y hacen su voluntad. Él siempre está escuchando sus oraciones, Él siempre, por más huecas que parezcan, por más cortas, pequeñas, por más áridas, desérticas, desnutridas que parezcan tus oraciones, Él siempre las está escuchando. 

 

El poder de la oración no reside en la persona que las eleva, sino en la persona que las escucha y puede obrar y actuar en tu favor; esas son las puertas que solamente la oración puede abrir.

 

ORACIÓN 

 

 

Padre, en el nombre del Señor Jesucristo de Nazaret, hoy queremos darte las gracias por esta oportunidad que nos das, de estar aquí conectados con tu Palabra Señor, y conectados no solamente el corazón tuyo, sino también al corazón de miles de personas que nos leen. 

 

Mi Dios, hoy hemos sembrado esta semilla en el corazón de ellos, haciéndoles ver que por más débil que parezca su oración, por más insignificante, por más corta y pequeña que esta parezca. Señor, el poder de esa oración no reside en la persona que la eleva, sino en la persona que la escucha y que tiene el poder para responder.

 

Hoy clamamos para que se derrame tu gracia y tu favor sobre estas personas que claman y que oran a ti; porque en muchas ocasiones ellos se esfuerzan para lograr, ellos se esfuerzan para conquistar, ellos se esfuerzan para conseguir. Pero hoy aprendimos que hay muchas cosas en nuestra vida Señor, que por más que nos esforcemos, no las podemos lograr, sino que esas cosas están destinadas solamente, a ser alcanzadas por medio de la oración, por medio de tu gracia.

 

Señor, hoy quiero que esa persona entienda definitivamente, que la oración es lo único que les va a poder abrir esas puertas, que por más que ellos piensen que no están capacitados o entrenados para hacer las oraciones, aunque éstas sean simples, sencillas, cortas, estas Señor tienen un poder inmenso, porque el poder radica en ti, mi Dios.

 

Bendigo a cada persona que está por medio de El Devocional y los entrego en tus manos.

 

 En el nombre del Señor Jesucristo de Nazaret. 

 

 Amén y amén.

漏锔 2021 Alfa 103.9FM All Rights Reserved.
Website Powered by Reino7庐锔