Alfa 103.9FM
Una Seรฑal Celestial

๐‘ซ๐‘ฌ๐‘ฝ๐‘ถ๐‘ช๐‘ฐ๐‘ถ๐‘ต๐‘จ๐‘ณ: UNA VIDA DIFERENTE

Filipenses 3:14 NTV
 
Avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús.
 
Quiero decirles algo, voy a abrir mi corazón y confesarme con ustedes en un sentido de mi vida, desde que yo era joven, recuerdo que probablemente tenía 16 y 17 años, y yo no llevaba una vida tan ordenada hablando físicamente, mi clóset no era el más ordenado, estaba todo tirado, la ropa sin doblar, los zapatos botados por todos lados. Mi cuarto, estaba regularmente sucio, todo desordenado, todas las cosas tiradas.
 
Compraba algo y dejaba los recibos en cualquier lado, compraba ropa le quitaba las etiquetas y las dejaba por ahí, ni siquiera las botaba a la basura. En general no ordenaba mi cuarto, era un cuarto que a veces tenía que buscar espacio por donde pisar, porque había ropa, zapatos y libros por todo lado; me gustaba leer libros y dejarlos ahí botados, no los ordenaba, no los recogía. 
 
Bueno, todo eso cambió cuando conocí a mi amada esposa, porque ella era todo lo contrario. Yo llegaba y ella ordenaba, limpiaba, cuando yo leía un libro y lo dejaba botado, ella lo alzaba y lo ponía donde correspondía, cuando yo compraba cosas y tenía recibos importantes, yo los dejaba ahí en mis escritorios y ella los acomodaba, los ponía en su lugar de forma ordenada; y así por muchos años. 
 
Ella comenzó a hacerme vivir una vida diferente y a caminar en espacios limpios y ordenados. Un día se llegó la prueba, y tuve que estar compartiendo por una semana sin ella, con otros hombres, y pude darme cuenta cómo vivían ellos, cómo eran de desordenados en general, y me di cuenta que yo era igual, así que yo no podía criticarlos, simplemente los podía entender, que yo vivía de esa manera.
 
Pero ¿Qué fue lo que pasó?, pasó que aprendí a vivir con una norma superior; empecé a tener un estilo de vida diferente, empecé a vivir en una vida donde había limpieza, donde había orden, donde las cosas tenían su lugar. Y eso, eso me hizo sentir bien. 
 
Eso es exactamente lo que pasa con nuestra vida espiritual, antes vivíamos una vida desordenada, sucia, pero ni siquiera cuenta nos dábamos. No nos damos cuenta hasta que llega una vida diferente, hasta que llega alguien que cambia y transforma tu vida; cuando te das cuenta que antes eras desordenado, borracho, mujeriego, mentiroso, cuando eras una persona desleal. 
 
No te dabas cuenta porque ese era tu ambiente, eso era donde vivías, ese era tu estilo de vida, esa era la norma en la que vivías. Hasta que llega una norma superior, una vida diferente es cuando vienes a Cristo, es cuando dejas de beber, es cuando dejas de ser desordenado, es cuando dejas de mentir, es cuando dejas de ser desleal, es cuando comienzas a comportarte con unas normas totalmente diferentes y ni cuenta te das, pero tu vida va siendo totalmente diferente.
 
Una vida diferente es cuando te encuentras con Dios, es cuando pruebas una norma superior, es cuando pruebas una vida diferente y después volteas a ver hacia atrás y dices: ¿Cuál era la manera en la que yo vivía? Qué manera más sucia, qué manera más desordenada, qué manera más indisciplinada en la que yo vivía.
 
Y es cuando nos preguntamos: ¿Volver atrás? ¡Ni de broma! Cuando hemos probado una norma superior, cuando hemos probado una vida diferente. Hoy yo no sé qué sería, si viviera de la misma manera en que yo vivía en un cuarto donde apenas podía pisar porque había ropa pisada por todos lados, ni siquiera se sabía cuál era la limpia, cuál era la sucia, los libros que leía los dejaba ahí tirados, la mochila tirada, la ropa que me quitaba de la escuela la dejaba ahí aventada, los cinturones no los encontraba. 
 
Todo era regado, todo desordenado; gracias doy a Dios que conocí a mi esposa y me enseñó a vivir con una norma superior, una vida diferente, pero aún más gracias doy, que pude conocer a Dios y me enseñó una norma superior, una vida diferente y transformada. Por eso, por eso es que no volvemos atrás. 
 
Vamos a orar para decirle al Señor, ayúdanos a cambiar el estilo de vida que aún todavía llevamos hoy, porque necesitamos otra norma superior, un estilo diferente, una vida diferente.
 
ORACIÓN
 
Padre, en el nombre del Señor Jesucristo de Nazaret, hoy quiero darte las gracias por la oportunidad que nos das de aprender de tu Palabra y saber que, así como el apóstol Pablo se trazaba metas hacia adelante, así no la podemos trazar nosotros. 
 
El solamente recordar el pasado, nos hace pensar la forma, la manera en la que vivíamos y de dónde venimos, y ¿volver a ese pasado? Ni de broma, porque no lo anhelamos, no lo queremos. Nos enseñaste a vivir de una manera diferente, con una vida diferente, con una norma superior y eso queremos seguirlo teniendo y aún más allá Dios. 
 
Por eso hoy te damos las gracias, porque siempre estás abriendo un panorama nuevo para nosotros, un mejor mañana, un mejor futuro, una mejor manera de vivir y al final, esa es la razón a la que viniste a la tierra. 
 
Gracias Señor por habernos traído a esta vida diferente. Te amamos, te bendecimos y te damos las gracias en el nombre de Jesucristo de Nazaret. 
 
Amén y amén.

ยฉ๏ธ 2021 Alfa 103.9FM All Rights Reserved.
Website Powered by Reino7ยฎ๏ธ