Alfa 103.9FM
Una Seรฑal Celestial

๐‘ซ๐‘ฌ๐‘ฝ๐‘ถ๐‘ช๐‘ฐ๐‘ถ๐‘ต๐‘จ๐‘ณ: CIRUGรA ESPIRITUAL EN EL ROSTRO

El Señor Jesucristo ha venido a la faz de la tierra, trayendo cambios generacionales en los individuos que algún día se encontró, pues la familia de Pedro, no volvió a ser la misma, la familia de Mateo, por ejemplo, nunca volvió a ser la misma, la familia de Zaqueo, aquel que subió a un árbol para llamar la atención de Jesús, nunca volvió a ser la misma. El Señor Jesucristo trajo cambios y transformaciones en las vidas de ellos.

 

No es nuestra tarea cambiar nuestro rostro, no es nuestra función fingir alegría en el rostro, una sonrisa rígida, que muchas veces la misma expresión de los ojos delata, que esa sonrisa está montada sobre nuestra cara o actuada.

 

Queridos amigos La Biblia dice, ‘los días del afligido son muy difíciles’, imagínate cómo son días del afligido, hay tristeza, desolación, soledad, apatía, que arduo vivir de esa manera, pero el Señor Jesucristo nos cambia nuestra forma, y esa transformación se manifiesta en el rostro, tú puedes ver la alegría, el ánimo y la esperanza en un persona que ha sido transformada, se le nota en el brillo de los ojos, el rostro alumbra, Moisés no necesitaba tener un espejo para ver su rostro, pero La Biblia dice que su aspecto irradiaba luz. Porque pasaba la presencia de Dios.

 

La Biblia dice acerca del rostro de Jesucristo que fue transformado, no era una risa que Él montaba, no era una sonrisa que fingía de forma rígida, el aspecto del Señor Jesucristo fue transformado, no es nuestra función transformar el rostro, esa tarea le pertenece y le corresponde a Dios, pero indudablemente la persona que ha tenido un acercamiento con Él, el Señor se ha encargado de transformar a esa persona desde el interior. El corazón feliz comienza a manifestarse en el rostro. 

 

Por eso dice La Biblia, ‘todos los días del afligido son difíciles, más el corazón contento tiene un banquete continuo’, mis queridos amigos quiero decirles que mi vida es un festín continuo, no se los digo de manera presunción o arrogancia, solo lo digo porque quiero que sea contagiable, quiero que las personas que me están leyendo el día de hoy puedan decir, ‘¡Hey! Yo quiero eso’, yo sé que muchos de ustedes que han asistido a la iglesia, han leído La Biblia, pero sus días son como los del afligido, ¿sabes por qué? Ayer descubrí cuál es la manera en la que Dios transforma, es inevitable una vez que pasas por este sistema, una vez que pasas por esta transformación tu rostro tiene alegría, y es de esa que se contagia. 

 

 

Por eso es también que Proverbios 15:13 dice, ‘el corazón alegre, hermosea el rostro, mas el dolor del corazón apaga el espíritu’, por eso es que el día de hoy te estoy hablando de cirugía espiritual en el rostro, tenemos que irradiar, nuestra cara tiene que resplandecer, debe alumbrar, debe haber una sonrisa que se manifieste, un gozo que se percibe, y no es necesario estar diciendo, ‘¡uy! Qué gozo es el que tengo’, lo deben de notar en mí, y no solamente en mi hablar, se nota en los ojos, en el brillo de ellos. 



¿Has visto los ojos de aquella señora que se le está yendo la vida, la esperanza, que está abandonada por sus hijos, has visto ese rostro de tristeza?, ¿Has visto esos ojos que expresan la soledad, la amargura, la depresión, el cansancio? Bueno mis queridos amigos nosotros los que tenemos a Cristo y hemos sido transformados también tenemos arrugas, nos salen canas, nos cansamos, sin embargo, el corazón alegre, se refleja en nuestro rostro, irradiamos, alumbramos, porque hemos sido transformados.

 

Queridos amigos quiero culminar diciéndoles que en el día de hoy 90 personas asistieron al Campamento de Sanidad, los cuales siguen tomando las lecciones todos los lunes, diez lecciones poderosas para la sanidad. Vamos a abrir un nuevo ciclo para todas aquellas personas que están interesadas en un nuevo cambio.

 

Oración: 

 

 

Padre celestial, en el nombre de Jesucristo de Nazaret, hoy te damos las gracias por la vida, gracias por este nuevo día que nos permites vivir.

 

Señor, oramos porque cada uno de los lectores pueda entender que no es nuestra función la transformación, esa función te pertenece a ti, ese trabajo eres tú el quien lo realiza, pero nosotros debemos permitírselo, que nos hagas esa cirugía espiritual en nuestro corazón, para que se vea reflejado en nuestro rostro.

 

¡Oh Señor! yo sé que hay personas que están viviendo días de tristeza, tu palabra dice ‘que todos los días afligidos son difíciles’. Hoy te pido por todos los que nos están leyendo y está pasando por dificultad, te pido por ese hombre o mujer que está desesperado y que siente el desprecio de los demás y no saben cómo resolver su problema.

 

Te pido por esos padres que están desesperados, por esos hijos que están experimentando esa etapa de la rebeldía, por un momento tan difícil, donde a ellos como padres se les han salido de las manos. Mi Dios hoy te pido por ese joven que se encuentra sin rumbo, que ha visto cómo su madre enferma se deteriora y él no sabe qué hacer.

 

Hoy oró para que los días difíciles del afligido tengan un punto final,y otra sea la historia, que ellos puedan contar, que el trabajo tuyo pueda realizarse en ellos.

 

En el nombre del Señor Jesucristo, amén y amén.

ยฉ๏ธ 2021 Alfa 103.9FM All Rights Reserved.
Website Powered by Reino7ยฎ๏ธ