Alfa 103.9FM
Una Señal Celestial

𝑫𝑬𝑽𝑶𝑪𝑰𝑶𝑵𝑨𝑳: ENTRE LÁGRIMAS Y MANANTIALES

Salmos 84:5- 6 NTV

¡Qué alegría para los que reciben su fuerza del Señor los que se proponen caminar hasta Jerusalén!
Cuando anden por el Valle del Llanto, se convertirá en un lugar de manantiales refrescantes las lluvias de otoño lo cubrirán de bendiciones.
 
Dice la Biblia que aquella persona que ha puesto su confianza plena en el Dios del cielo, su fuerza radica en que creemos que Dios nos va a respaldar, es decir, el impulso, la fuerza, el ímpetu que tenemos nosotros, el atrevimiento para firmar un contrato, para hacer una nueva alianza con una persona o hacer de alguna manera algún tipo de negociación, tocamos una puerta con la firmeza y la confianza de que se nos abrirá es porque están puestas en el Señor.
 
Y dice la Biblia que para estas personas, cuando pasan por el valle de las lágrimas, se convierten en manantiales. Todos nosotros los que confiamos en el Señor, también tenemos episodios de nuestra vida donde hay lágrimas. Es decir, el creer en Dios no nos hace exentos del dolor, del sufrimiento. 
 
Te lo puedo decir de forma personal, hace cuatro años, cuando tuve el accidente vehicular donde murió mi hijo Matías, con apenas cuatro meses de edad, fue un momento de valle de lágrimas, el hecho de que yo confiaba en Dios, el hecho de que yo creía en Él, de que le servía, no me hizo exento de haber pasado por el valle de las lágrimas. 
 
Pero la Biblia es muy clara y dice que los que confían en Dios, los que tienen su fuerza puesta en el Señor, convierten el valle de las lágrimas en manantiales y hoy, cuatro años después de este accidente, te puedo decir que estoy disfrutando del oasis más espectacular que te puedas imaginar, hablando de mi vida personal, profesional, laboral, económica, matrimonial, familiar, etc. 
 
En todas las áreas de mi vida, ahora mismo es un manantial, es un oasis completo ¿Por qué?, porque los que confiamos en Dios, el valle de las lágrimas es solamente es un puente de cruce, es un momento de paso, nada más y no nos quedamos ahí estancados.
 
Sin embargo, hay personas que se la pasan viviendo en el valle de las lágrimas y no avanzan, siempre están ahí. Sin Embargo, he aprendido y entendido algo; si me hubiese quedado estancado hace 4 años, en ese tiempo, en ese valle de las lágrimas, donde estaría lamentándome  en que ¿por qué un joven de 19 años causó un accidente?,  ¿por qué perdí a mi hijo, si yo tenía derecho de verlo crecer?, tenía derecho de verlo como hablaba y llevarlo a la playa, pasear con él, llevarlo al parque a jugar.
 
Si me hubiese quedado allí, en ese valle de las lágrimas, mi vida sería un dolor y un martirio continuo, la gente notaría inmediatamente ese sufrimiento y nadie querría acercarse a mí, ¿quién quiere acercarse a una persona que continuamente se está quejando, que está malhumorada?, una persona que continuamente está viendo solamente lo negativo de la vida, nadie quiere acercarse. 

La clave para convertir tu valle de lágrimas en región de manantiales, ¡la clave! está en poder sanar el dolor y las heridas, los sufrimientos, los golpes que he recibido de la vida de las personas, de los seres queridos, de los padres. Está comprobado que los dolores más grandes que sufrimos son causados y provocados por los más cercanos a nosotros, los que se supone que deberían de amarnos, como nuestros padres, nuestros hermanos, o los seres que están más cerca de nosotros. 
 
Si crecemos sin resolver esas situaciones de dolor, sino atravesamos por un proceso de sanidad, nunca vamos a llegar a estar en los manantiales que Dios tiene preparados para nosotros, así que hoy te digo que la clave para salir del valle de lágrimas y pasar a la región de manantiales es, sanidad emocional, sanidad interior y liberación. Sal de ese puesto, sal de ese lugar, sal de ese pasado y nosotros te vamos a estar enseñando cuáles son las 10 herramientas, para la libertad total y la sanidad absoluta.
 
Si tú quieres registrarte para participar de estas diez enseñanzas, lo único que tienes que hacer es enviar la palabra ‘’Yo Quiero’’ en un mensaje de texto o de WhatsApp al (678) 206-1386. Te lo voy a enseñar desde la experiencia, no solo desde la teoría, cómo Dios sacó mi vida del valle de las lágrimas y cómo lo convirtió Dios en región de manantiales, será tan poderoso que tu vida no será la misma. 
 
ORACIÓN
 
Padre, en el nombre del señor Jesucristo de Nazaret, te damos las gracias por permitirnos aprender de tu palabra, donde hoy nos enseñaste por medio de ella, que nuestra vida está diseñada para que el valle de lágrimas sea un lugar de paso, y no un lugar de residencia donde vivamos para siempre, derramando lágrimas y sufriendo. 
 
No Señor, nosotros los que confiamos en ti, atravesamos ese valle de lágrimas, y lo convertimos en región de manantiales.
 
Mi Dios, nuestra confianza está totalmente puesta en ti, y para salir de las lágrimas y llegar a los manantiales, es necesario tener una sanidad total y  una liberación total. Señor, hoy los entrego en tus manos, bendigo a cada uno de ellos y pido que este día, empiecen a experimentar regiones de manantiales, en el nombre de Jesucristo, te lo pedimos. 
 
Amén y amén. 

©️ 2021 Alfa 103.9FM All Rights Reserved.
Website Powered by Reino7®️