Alfa 103.9FM
Una Señal Celestial

𝑫𝑬𝑽𝑶𝑪𝑰𝑶𝑵𝑨𝑳: JESÚS NO ES OTRA ALTERNATIVA MÁS

Mateo 11:28 NTV
 
Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso.
 
Cuando hablo acerca de que Jesús no es otra alternativa más, me refiero a que en muchas ocasiones, cuando nosotros estamos enfrentando dificultades y las cosas se nos complican; la salud empieza a afectarse o a dañarse, escasea el dinero, los planes, las ideas, cuando algo como de eso sucede en nuestras vidas, regularmente pensamos en opciones, pensamos en alternativas, pensamos en qué es lo que hay que hacer, cuál es la alternativa que hay que tomar, cuál es la opción que hay que decidir. 
 
Dentro de todas ellas, el error que nosotros cometemos es tener a Jesús como una alternativa, tener su presencia, su ayuda, su favor sobrenatural, como una alternativa más y llevamos nuestras cargas por nuestras propias fuerzas hasta que podamos, sabiendo que tenemos ahí a Jesús, pero lo vemos como una alternativa. 
 
Jesús es la única opción, no hay más… Mientras nosotros hagamos por nuestras propias fuerzas, lo que podamos resolver, mientras sigamos llevando nosotros la carga, no estaremos listos para venir y entregársela a Jesús.
 
Cuando mis hijos se enferman, tengo una manera de afrontar estas situaciones, no los llevo de inmediato al médico, permito que el sistema inmunológico de ellos empiece a combatir, a que se empiece a fortalecer y opto por la oración, opto por pedirle a Dios que los sane, que los cambie; esa es mi primera opción, después, si no sucede una sanidad, entonces decido ir al médico.
 
Pero mi opción es Jesús, es venir a los pies de Él, es clamar y decirle Señor, te necesito, la salud de mi hijo te necesita, cuando nosotros vemos a Jesús como una alternativa más, entonces lo vamos a tener como el consultorio del médico, lo tendremos como la ayuda del jefe, la ayuda del amigo, del familiar que me saca de apuros cuando necesito un préstamo económico. Y eso, no se compara con nuestro Señor Jesucristo.
 
Él no se presentó como una alternativa, no se presentó para decirte cuando ya no puedas, cuando ya no soportes, considera si yo te puedo ayudar, ¡no! Él dijo -Vengan a mí, yo soy la única alternativa, yo soy la única opción, yo soy el único que te puede dar descanso, yo soy el único que puede hacerte reposar de toda esa dificultad en la que has venido navegando y complicándote en la vida. 
 
Así que, quiero que recuerdes siempre, que Jesús no sea una alternativa más, que sea su única, su primera opción, su mejor opción; que vengan directamente a los brazos de Él cuando estén cansados, trabajados, cuando no fluyen las ideas, cuando tocó la enfermedad a la puerta de tu casa, cuando se acabaron los recursos, cuando se presentó una situación difícil. Que tu primera opción, que tu primera alternativa sea el Señor Jesucristo, porque solo así Él podrá desatar su favor sobre tu vida.
 
ORACIÓN
 
Padre, en el nombre del Señor Jesucristo de Nazaret, en el día de hoy yo quiero dirigirme, a tu presencia, y por medio de tu palabra, traer un consuelo,  una medicina para el alma de cada uno de nosotros y las personas que están leyendo El Devocional
 
Mi Dios, aprendimos en el día de hoy que tú llamas al que está trabajado y el que está cargado, cuando las cosas ya se complican y no hay más salida en nuestras situaciones, es cuando te presentas y dices vengan a mí, no te presentas como una opción, no te presentas como otra alternativa más, te presentas como la única que existe. 
 
Por esa razón Señor, es que hoy queremos hacerle entender a nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu, nuestro ser completo, que tú eres Señor, nuestra única alternativa y que después de ahí, al venir a ti, se irán las cargas, se irá el cansancio, fluirán las ideas, sanará el cuerpo, vendrán recursos financieros, las complicaciones se apagarán, se terminarán los fuegos mi Dios amado.
 
En el nombre de Jesús de Nazaret, queremos hacer de ti nuestra primera alternativa, nuestra única opción, y creer que tú Señor, estás al cuidado de todas y cada una de nuestras necesidades, aun cuando estamos agotados, trabajados y cansados, tú vienes y nos dices vengan a mí. 
 
Hoy traemos a tu presencia a cada persona que ha sentido cansancio, fatiga, agotamiento, que siente que no da más, que no puede más, para que sea restaurada esta persona y renovada sus fuerzas en tu presencia y en tus brazos.
 
Gracias, Padre, oramos en el nombre de Jesucristo de Nazaret. 
 
Amén y amén.

©️ 2021 Alfa 103.9FM All Rights Reserved.
Website Powered by Reino7®️